La huerta poco a poco va dando sus frutos. A pesar de que las altas temperaturas de los últimos meses están complicando el trabajo ya comemos nuestra propia Skuma, una especie de acelgas muy nutritivas que a los niños parece gustarles mucho.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Nuestro objetivo es ser capaces de autoabastecernos de verduras en un futuro no muy lejano gracias a todas las mejoras que Ali, uno de los primeros niños de Anidan, está aprendiendo en la universidad de Agronomía de Kilifi y que está implantando en nuestra huerta

¡Buen trabajo Ali!